La práctica del tatuaje consiste en la grabación de un dibujo sobre la piel mediante el uso de pigmentos. Estos dibujos permanecen a lo largo de los años porque la tinta queda grabada en la segunda capa de la piel (la dermis), que a diferencia de la primera capa (epidermis) no se regenera constantemente.

- INDICACIONES Y CONTRAINDICACIONES -
No están en condiciones de tatuarse personas que sean/tengan:

• Menores de edad (su piel está sujeta a crecimiento).
• Embarazadas (por seguridad del feto, estrés, posibles infecciones y cambios hormonales).
• Dermatosis infecciosas víricas (como infecciones en la piel o bacterianas, verrugas, herpes).
• Dermatosis cutáneas (psoriasis, liquen).
• Cicatrización queloide o hipertrófica.
• Tratamientos con isotretinoína (tratamiento contra el acné).
• Dermografismo (si puedes dibujar en tu piel cuando la rascas, lo padeces).
• Diabéticos.
• Enfermedades o infecciones (se tienen las defensas reducidas).
• Personas que tomen anticoagulantes, padezcan alteraciones sanguíneas o enfermedades cardíacas.
• Alergias a tintes.
• Donantes de sangre (no podrás donar antes de un año).

- POSIBLES RIESGOS Y COMPLICACIONES –
En nuestro estudio solo usamos materiales esterilizados, desechables y de un solo uso. Sin embargo, la práctica del tatuaje puede tener algunos riesgos asociados como infecciones, reacciones alérgicas, cicatrices y/o hemorragias.

- REVERSIBILIDAD DE UN TATUAJE -
Actualmente el tratamiento más efectivo para la eliminación de un tatuaje es el láser. El número de sesiones para su eliminación dependerá del color, la cantidad y la profundidad a la que esté el pigmento en la piel.

- NUESTROS PRODUCTOS Y MATERIALES –
Todos los utensilios y materiales que utilizamos cumplen el RD 414/1996 por el que se regulan los productos sanitarios. Todos los materiales utilizados en En su tinta Estudio son estériles, de un solo uso y desechables. Las tintas y pigmentos cumplen el RD 1599/1997 sobre productos cosméticos.